10 sugerencias: recorre la ruta del sexo por el DF

La ciudad de México ofrece una gama de lugares en donde las parejas, los hombres y las mujeres pueden darle rienda suelta a sus fantasías y, sobre todo, gusto al cuerpo.

Nos gusta, siempre pensamos en él, lo disfrutamos y también lo odiamos… el sexo está en todas partes, desde algunos anuncios publicitarios hasta en el mismo arte, gran parte de nuestra vida gira en torno a esta deliciosa práctica, lo que ocasiona que cada vez busquemos más formas de satisfacernos sexualmente.

Lo bueno, es que para hacerlo existen muchos lugares, técnicas, juguetes y demás cosas que nos pueden dar horas de placer. Y es que los hay para todo tipo de personas: mujeres, hombres, parejas, solteros.

En la ciudad de México, los lugares abundan, y muchos de ellos se encuentran a simple vista; siempre hay un rincón para darle rienda suelta a los deseos, por lo que De10.mx te presenta una guía sexual que todos y cada uno de los habitantes de esta metrópoli debe de conocer y disfrutar.

Sexo en cuatro ruedas. Si pensamos en recorrer cada lugar de placer que esta ciudad ofrece, hay que iniciarlo desde tu coche, si vas con tu pareja, una sesión de sexo oral mientras conduces puede ir calentando el ambiente, sólo hay que tomar en cuenta algo: si te gusta ser observado hazlo en el tránsito, sino evita las calles transitadas, y pon mucho ojo en las patrullas.

V Motel Boutique. Hoteles y moteles hay muchos, y cada uno tiene su encanto, pero para todos aquellos amantes que desean pasar una noche de pasión, V Motel ofrece toda una gama de opciones: habitaciones con luces fluorescentes, regadera transparente y un silloncito de posiciones son parte de sus atractivos.

Además, si eres exigente puedes hacer gala de su menú sexual, que cuenta con una gran variedad de juguetitos para ponerle más candela al encuentro. Si para ti esto no es suficiente, prueba la suite con alberca y tobogán o la sky suite, ubicada en lo más alto del hotel, que posee aditamentos especiales que te aseguran mayor placer.

Casa swinger. Un lugar donde las pasión y la lujuria se desatan, ubicada cerca del eje 5 y Av. Patriotismo, este recinto tiene todo lo necesario para que le des rienda suelta a tus fantasías, tres cuartos oscuros, cabinas donde puedes tocar o ser tocado(a) por varias manos.

Aparte, de miércoles a sábado la casa ofrece varios espectáculos muy candentes, que van desde el sexo en vivo hasta juego sexuales, en donde las personas que asisten pueden participar. Cabe mencionar que los sábados la entrada sólo se limita a parejas.

Sexshops. En México existen varias tiendas en donde puedes ir y surtirse de juguetitos, como dildos, bolas chinas, esposas o vestimentas muy sensuales como atuendos de secretaria, enfermera y colegiala, además se pueden encontrara afrodisíacos, lubricantes y otras cositas para recrear todo un ambiente de fantasías sexuales.

Otro atractivo que tienen estas tiendas, son las cabinas XXX en donde la gente puede encerrarse y ver una película sin que nadie los moleste.

El súper. Todo inició como una leyenda urbana, sin embargo, en un supermercado de una zona exclusiva de la ciudad de México, existe un grupo de hombres musculosos, que se encuentran a la entrada, esperando a las señoras que van a hacer sus “compras”.

Ese es el pretexto, la realidad es que puedes ir y dejar tu lista del supermercado para que gente de la tienda lo haga por ti, mientras tú te diviertes con un chico guapo y fornido…

Cines XXX. Sin duda es una de las experiencias más recomendables, dentro de la gran metrópoli existen cines exclusivamente para adultos, donde cualquiera, ya sea solo o acompañado, puede ir y disfrutar de todo un show, si te gusta el voyeurismo, ésta es una buena opción, pues dentro de estos cines puedes encontrar mucha diversión para tus ojos.

Además, si te gusta ser observado mientras tienes relaciones con tu pareja, también es el lugar ideal, ya que nadie te molestará, ni te dirá nada, simplemente serás visto por los asistentes.

Table dance. Mirar no es pecado, y tocar tampoco, si eres de los que te gusta sentirte como en el  papalote (tocas, juegas y aprendes), ir a un table puede ser lo que tú estés buscando, chicas bellas, con poca ropa bailando para ti puede ser el sueño prohibido de todo voyerista.

Club de strippers. Si los hay para hombres, también los hay para mujeres, así que chicas quítense las ataduras y denle gusto a la pupila, échense un buen “taco de ojo” con varios chicos músculos en atuendos muy sugerentes,  que están dispuesto a hacerles pasar un buen rato mientras más aplaudan…

Sexo tántrico. Todos o casi todos hemos oído hablar de esto, una forma en donde tu cuerpo y tu mente se unen para brindarte mayores placeres con sesiones largas de sexo, en donde lo que importa es la calidad y no la cantidad, una muy buena práctica para todos aquellos que gustan de darse al máximo mientras mantienen una relación sexual.

Para esto existen varios lugares en el DF, en donde te ayudarán a conocer las maravillas del sexo tántrico.

Suite 325. Cada 15 días en viernes, en un hotel de la colonia Doctores, una cantidad de 20 a 40 parejas se reúnen para tener una sesión de sexo sin inhibiciones. Aquí no es no, pero si estás dispuesto a interactuar no hay límites.

La seductora suite tiene tres habitaciones, que cuentan con cama king size y sillones; dos baños con regadera (uno para los hombres, otro para las mujeres), un jacuzzi común donde caben cuatro personas cómodamente (seis, apretadas), una sala de estar y una televisión con servicio de cable que transmite continuamente películas pornográficas.

 Has visitado alguno de estos lugares?

¿Qué otro sitio recomiendas para disfrutar de tu sexualidad?

Fuente : http://www.de10mx, Por: Rodrigo Fraga

Anuncios

¿Sabes lo que es un Glory Hole?

Mantener relaciones sexuales a través de un agujero es una práctica de lo más común

Los agujeros sirven para muchas cosas y los puedes encontrar en variados emplazamientos. De hecho, y su alguna vez entras en un baño público, no seas tan ingenuo de creer que determinados huecos son fruto del desgaste del local o se han producido de manera aleatoria. Tampoco queremos que, como Cameron Díaz en La cosa más dulce, mires por el agujerito y te encuentres con la sorpresa de tu vida. Y es que estos agujeros sirven para cosas que nunca podrías imaginar. Hablamos de los llamados Glory Hole (agujero glorioso), una práctica más extendida de lo que pensamos y ciertamente original.

Un agujero glorioso dispuesto a ser utilizado.

Normalmente los Glory Hole se encuentran en los baños públicos de los bares gays, los clubes sexuales o las salas X. En su origen se trataba de una práctica eminentemente homosexual, pero a día de hoy es del gusto de muchos heterosexuales. ¿El objetivo? Varios, en realidad. Para el voyeur es una manera de dar rienda suelta a su necesidad de observar, pero con la garantía del anonimato. Para los que desean de experiencias más extremas, a través del agujero se introduce el pene para mantener relaciones sexuales con la persona (o personas) que espera al otro lado, ya sea oral, anal o vaginal.

Eso sí, si nos adentramos en el enigmático mundo de los Glory Hole hay algunas cosas a tener en cuenta… antes que nada la total confianza en que vuestro compañero o compañera de andanzas sexuales no se va a portar mal con vuestro miembro viril. También es importante tener cuidado con los riesgos de desgarro o herida si el agujero no está bien acondicionado. En muchos lugares los Glory Hole están protegidos con cinta aislante o incluso se encuentran recubiertos para que los aficionados a esta práctica no se dañen en el intento.

Por lo demás, el principal aliciente del Glory Hole es básicamente mantener relaciones genitales sin saber con quién. El anonimato y el estatuto casi clandestino de este tipo de actividades son parte del atractivo del sexo vía agujero.

y tu,  ¿has hacho esta práctica? ¿Cómo fue la experiencia?, ¿te gustaría practicarlo?

Fuente: http://www.qsexualidad.com, Andrea Jaén, 03 de marzo de 2011

Sex tape & hot pics

¿Quién no ha tenido ganas de mandarle una foto o video caliente al novi@? ¿A quién no le ha pasado por la cabeza hacer de pornstar y grabar un video casero con la pareja y repetirlo luego para disfrutar de esas escenas o divertirse viendo los gestos durante el coito? Vamos… todos tenemos un poquito de exhibicionistas dentro de nosotros.

2376523167_3736e3ab2a_o.jpg Él tenía la cámara lista y parecía que no era la primera vez que la usaba. Con cierto pudor propuso prenderla y grabarle desnuda. Ella, nada recatada, se sintió deseada y hasta más excitada. Sabía que Él era todo un voyeurista y quería verla una y otra vez en aquellas posiciones a las que solo Él tenía acceso. Pusieron la cámara en la mesa cerca a la computadora, mientras Ella revisaba discretamente que no haya cables ni nada que los exponga en stream. El show era para ellos, no para los cibernautas.

Luego de probar con algunas luces y decidir poner el nightshot, comenzaron con la sesión de caricias. De vez en cuando miraban a la cámara, ya que imaginar algún espectador era ardiente. Antes ya lo habían hecho frente a una ventana y la sensación de ser observados causaba cierta emoción. Después de varios gemidos terminaron la sesión un tanto apurados con el único fin de ver lo grabado. El video porno casero estaba listo y, tal vez por su poca experiencia, no era tan bonito. Ella se veía muy gorda, Él se veía muy peludo, los movimientos no eran los de las películas y pensaron: “vaya, hay que ser profesional para que salga algo de calidad”.

Y como la práctica hace al maestro, decidieron probar otro formato en un próximo encuentro. Esta vez, la cámara fotográfica era la indicada. Felizmente el rollo ya no es un problema. ¡Imagínense tener que revelar ciertas fotos comprometedoras! Sacaron la cámara digital y luego de que Ella se pusiera ese babydoll tan sensual, medias altas y los tacos, Él procedió a iniciar una sesión fotográfica tanto o más caliente que cualquier Chica.21 o Malcriada del Trome. Una pose llevó a la otra y, sin darse cuenta, se vieron en posiciones por demás extremas -aunque deliciosas- mientras el acto era retratado. Miradas furtivas, ojos llenos de deseo, tetas turgentes, deliciosa vellosidad, gotas de sudor y hasta la marca de los dedos en las nalgas de ello hacían que el disparador cobrara vida propia y no tampoco se cansara de disparar.

Se veían experimentados, lo habían sentido y sabían que la sesión amatoria fue extraordinaria. Las fotos las guardaron y cuando cada quien extrañaba al otro las volvía a ver. El video también se quedó guardado y lo veían cuando se ponían calientes y deseaban ‘mejorar’ su técnica amatoria.

2376523723_ed61f1197b_o.jpgEstos juegos eróticos son muy divertidos y generalmente lo hacen las parejas. No se puede confiar en alguien extraño que puede colgar las fotos o videos en internet y malograr una reputación impecable fuera de la recámara. Sin embargo, no seamos tan ingenuos, ya que muchas parejas, por envidia, celos o despecho pueden utilizar estos productos para extorsionar o exponer de una manera en que no quieres que otro, que no sea tu pareja, te vea. Casos muy controvertidos son los de Paris Hilton, Kim Kardashian o Kendra Wilkinson quienes se dejaron retratar por sus propios novios en medio de estos juegos de pareja pero una vez terminada la relación dichos hombrecitos no la pensaron dos veces para ganar dinero a costas de la fama de sus ex parejas: vendiendo los vídeos al mejor postor.

Aunque es muy divertido tener este tipo de experiencias, les aconsejamos que BORREN TODO EL MATERIAL. De esto, las mujeres son las más perjudicadas. Por eso, les contamos que luego de un tiempo que todo ese material (video y fotos) fuera producido por la pareja en mención y disfrutado, se procedió a ser eliminado de los respectivos discos duros, tarjetas de almacenamiento y cassettes minidv.

De nosotros no hay, así que ni busquen. Y si encuentran en algún website, ¡manden link! xD ¿Ustedes lo han hecho? ¿Saben de alguien que lo haya hecho? ¿Han guardado alguna foto o video suyo (o de alguien más)? ¡Cuéntennos!

Fuente: blogs.peru21.pe

Voyeurismo, Una práctica que puede ser cotidiana o exclusiva

Mirar y ser mirados es una de las características intrínsecas de nuestra práctica sexual más cotidiana. De hecho, es una de las fuentes más importantes dentro de la seducción y el erotismo. Pero siempre hemos de distinguirla de lo que es una práctica parafílica como el Voyeurismo.

La diferencia con lo que llamamos “Voyeurismo” es que los voyeurs necesitan contemplar, generalmente sin consentimiento, cómo otros practican sexo o se desnudan para poder obtener un placer sexual -de manera exclusiva-. Es su fuente de placer sexual, sin que cualquier otra conducta pueda gratificarles de la misma manera.

Por lo general, entre el voyeur y la persona observada no hay interacción de ningún tipo. El voyeur se limita a mirar y observar, para durante o después, a través de la recreación de la escena recurrir a la práctica masturbatoria.

Generalmente, esta práctica afecta más a los varones heterosexuales que a las mujeres. Habitualmente son personas inofensivas que tienen serias dificultades para relacionarse tanto social como sexualmente con personas del otro sexo.

Esta práctica se extiende a todos los niveles de edad y clases

¿Y a ti te gusta ver o que te vean? …. Déjanos tu comentario