Los poliamorosos: relaciones claras

El nombre de esta práctica es polyamory (poliamor, en español) y consiste en mantener una relación amorosa y duradera de manera simultánea con varias personas, con pleno conocimiento de todos los involucrados.

Los poliamorosos: relaciones clarasEn la ultima película de Woody Allen, “Vicky Cristina Barcelona”, Javier Bardem, Penélope Cruz y Scarlett Johansson deciden convivir románticamente.

Al hacerlo, estaban generando una experiencia que puede ser más que una situación meramente divertida, sino una que, además, refleja una tendencia que ha crecido paulatinamente en los últimos años, hasta convertirse en un movimiento global.

El nombre de esta práctica es polyamory (poliamor, en español) y consiste en mantener una relación amorosa y duradera de manera simultánea con varias personas, con pleno conocimiento de todos los involucrados.

Algunos medios lo han bautizado “el nuevo romanticismo” y otros eligen llamarlo “la nueva revolución romántica”. Para la Polyamory Society, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, se trata de “una filosofía y práctica ética, no posesiva, honesta y responsable, que enfatiza la elección consciente de cuantas parejas uno desee, en lugar de aceptar las normas sociales que dictan que se debe amar a una sola persona por vez”.

Es imposible determinar cuántos miembros activos participan de este movimiento, pero Google registra 756.000 referencias con la palabra “polyamory” y 30.100 con “poliamor”; en Facebook hay 146 grupos con esta denominación y Amazon.com presenta una lista de 511 libros sobre el tema.

En San Francisco, Estados Unidos, se realizó la convención Poli Living, organizada por Loving More, una entidad de difusión de los principios del poliamor, con una lista de 15.000 suscriptores.

Los adeptos al poliamor señalan algunas diferencias sustanciales entre otras formas de vínculo colectivo como la poligamia, el matrimonio abierto, los swingers y experiencias como el ménage trois.

La poligamia es acerca de un cónyuge con varios consortes, pero donde los integrantes no tienen relaciones entre sí; el matrimonio abierto presume un acuerdo entre la pareja de posibilitar otras relaciones externas no necesariamente identificadas, y el swinging, y otras formas de relación sexual múltiple, tiene por principal objetivo el placer sexual.

Los poliamorosos, en cambio, afirman que el elemento central de sus relaciones es el amor, y en ese sentido exaltan valores como la fidelidad (entendida en este contexto como el acatamiento de los compromisos establecidos), la honestidad (como opuesto al encubrimiento) y el respeto a cada uno de los integrantes.

Diversos trabajos científicos sobre relaciones alternativas como, por ejemplo, el realizado por los sicólogos Haymer y Rubin en 1982, coinciden en que no se advierten diferencias significativas en la estabilidad marital de parejas monógamas respecto de las poliamorosas.

Incluso, cuando se estudiaron las causas de ruptura en este tipo de relaciones, raramente se mencionó el sexo extramarital como una causa primordial.

Es probable que, a primera vista, la noción del poliamor resulte un tanto chocante para los lectores. Tan chocante, seguramente, como comprobar que, de hecho, la mayor parte de las personas no son monógamas en el estricto sentido de la palabra.

Para ilustrarlo, aquí van algunas estadísticas orientadoras compiladas por InfidelityFacts.com:

-Porcentaje de matrimonios donde uno o ambos cónyuges admiten infidelidad física o emocional: 41.

-Porcentaje de hombres que admiten haber sido infieles en cualquier relación que han tenido: 57. Y de mujeres: 54.

-Porcentaje de hombres que admiten que habrían tenido una relación extramarital si supieran que nunca los descubrirían: 74. Y de mujeres: 68.

Fuente: http://www.lanacion.cl

¿Has tenido un poliamor? cuéntanos como fue, o te gustaría tenerlo

Adicción por situaciones peligrosas

“Me encanta practicar sexo en lugares prohibidos: el trabajo, el coche, en la calle, en los baños de los bares…y a ti donde te gusta”

erotika love store

Una de las quejas más habituales de las parejas eserotika love store que su vida sexual es aburrida. Perciben que han perdido la excitación sexual y que ya no están motivados para las relaciones sexuales. Sea cual sea el momento sexual que estemos viviendo con nuestra pareja, uno de nuestros principales retos será combatir la rutina y el aburrimiento sexual .

Pero, para la mayoría de nosotros no es fácil salir de la monotonía sexual, nos cuesta mucho mantener vivo el sexo y el romance a lo largo del tiempo. Tenemos que esforzarnos por mantener la comunicación sexual con nuestra pareja, saber sus preferencias y realizar sus fantasías, e introducir novedades sexuales. Estas pautas tan positivas acaban dando sus frutos a los afortunados que dedican tiempo a mejorar la sexualidad compartida. Todos somos conscientes de que introducir variación, novedad y fantasía a nuestras relaciones sexuales, reanima la excitación sexual, pero la realidad es que la mayoría de las parejas acaban- después de los primeros momentos de apasionamiento- haciendo el amor en la cama, y sólo en momentos muy esporádicos añaden la variante del sofá en el cuarto de estar. A las mujeres, según dicen los estudios de sexualidad, con lo que más nos gusta fantasear es con practicar el sexo en lugares “prohibidos” o exóticos.erotika love store

El sexo en el coche y al aire libre nos recuerda la sexualidad de los primeros tiempos , donde todavía no había techo para compartir y la posibilidad de un encuentro sexual dependía más del azar. Hacer el amor en un baño o en el taxi, suponen un reto doble; por una parte, la falta de espacio que nos lleva a adoptar posturas creativas y, por otra, la sensación de riesgo … ¡no se puede pedir más excitación sexual!

Fantaseamos con practicar el sexo en el baño de un avión, en laerotika love store cocina de nuestra casa, en un ascensor , en la habitación de una casa donde se hace una fiesta a la que estamos invitadas…, no podemos olvidar que las películas nos han ayudado mucho a estimular nuestra imaginación sexual. Cuando vemos a parejas en lugares insólitos en pleno éxtasis sexual, el mensaje implícito queda claro: el sexo es mucho más “salvaje y excitante” cuando añadimos la sensación de alarma y riesgo. El morbo sexual se estimula cuando nos permitimos una pequeña trasgresión.

Pero, aunque no debemos conformarnos con una vida sexual monótona, tampoco es positivo buscar de forma obsesiva emociones fuertedrotika love stores en cada relación sexual . Preparar nuestros encuentros eróticos e introducir novedades sexuales constituyen conductas saludables y hábitos positivos, pero constituirlos en el eje central de nuestra relación sexual es un error. No podemos esclavizarnos a nuestras conductas sexuales o fantasías, porque entonces serán ellas las que nos dominen y perderemos el control de nuestra satisfacción sexual.

erotika love storeComentas que te gusta practicar el sexo en lugares donde el hecho de poder ser descubierta, la sensación de peligro, es tu principal excitación sexual. Estos entornos “prohibidos”, se han constituido en una fuente de satisfacción exclusiva para ti, y ahora no te resulta excitante cuando practicas el sexo en lugares más “normales”. Es maravilloso que te guste inventar nuevas estrategias sexuales y crear entornos cargados de alta tensión sexual, pero… ¡No esclavices tu placer vinculándolo exclusivamente al riesgo!

Atrévete a practicar el sexo en tu propia cama y recuerda que el poder paraerotika love store excitarte está en tu cerebro . Tú eres la que decides a qué ambiente, persona o cosa vas a dar el valor erótico. Añade nuevas fantasías a tu repertorio y empieza a introducir variantes a tu repertorio sexual, poco a poco ve erotizando las nuevas situaciones, pero no dejes que te controlen ni que te esclavicen. ¡Las fantasías y la creatividad son aire fresco para la relación sexual! Pero, como pauta general, ten en cuenta que: cualquier pasión es buena cuando la controlamos y empieza a ser un problema cuando nos esclaviza y nos hace dependientes de su satisfacción

Y tú donde has tenido sexo?

Bondage…el arte de las ataduras!!!!!

Bondage, encordamientos eróticos ejecutados sobre una persona vestida o desnuda.

erotika love store

Los atamientos pueden hacerse sobre una parte o sobre la totalidad del cuerpo, utilizando generalmente cuerdas especiales que pueden encontrarse en cualquier sex-shop, pero también, con cierta frecuencia, cadenas (aunque esto estaría más próximo del BDSM), y, más en general, cualquier otra cosa que pueda servir para inmovilizar a una persona. Con cierta frecuencia, a la persona se le aplica una mordaza.

El bondage puede usarse como práctica estético-erótica, como parte de una relación BDSM, como una variante erótica más o como elemento en ceremonias de dominación o de sadomasoquismo.

¿Por qué a algunas personas les atrae el juego de ser atadas?

erotika love storeLa razón que con más frecuencia se invoca es la liberación de inhibiciones y responsabilidades, en la medida en que confían las llaves del juego erótico a otra persona, que es quien marca las pautas a seguir. La sensación de dejarse llevar, de despreocupado abandono erótico, es para muchas personas altamente gratificante en el plano sexual.

A algunas personas les atraen también las sensaciones físicas: la presión de la cuerda, la imposibilidad de moverse, el roce o incluso la abrasión producida por la cuerda al desplazarse sobre la piel. Ligado a esto último está asimismoerotika love store el placer obtenido por la adrenalina que genera el peligro simbólico. Atrae igualmente la sensación de impotencia cuando se hacen intentos por liberarse; a algunas personas les agrada realizar estos intentos mientras son estimuladas sexualmente por la persona activa, aunque el bondage no implica necesariamente contacto sexual. Es frecuente asimismo el uso del bondage en los llamados “juegos de sumisión” o juegos en los que se representan roles amo/esclavo. Finalmente, el bondage puede utilizarse como complemento de otras prácticas sexuales, incluso de tipo enteramente convencional, para estimular la libido de la persona que recibe el bondage y/o de la persona que lo ejecuta.

En este contexto, algunas de las razones que las personas activas suelen dar erotika love storecon más frecuencia para explicar su afición al bondage, son el estímulo que genera tener la total responsabilidad sobre el placer sexual del compañero o compañera, el placer creativo y estético unido a la visión del cuerpo humano encordado como una singular obra de arte, y otras razones, que son complementarias de las que interesan a quienes asumen el rol pasivo.

En la práctica del bondage pueden intervenir otros complementos, como: máscaras, vendas, mordazas, plugs, columpios, etc.

erotika love store

La seguridad en la práctica del bondage

El bondage se basa en una relación de confianza entre la persona atada y la persona que ata. Sobre esta última recae el grueso de la responsabilidad, dada la indefensión (previamente consensuada) de la otra. Para evitar accidentes, que en ocasiones pueden llegar a ser graves, se suelen seguir algunas normas básicas de seguridad:

  • No dejar nunca sola a una persona atada.
  • No pasar jamás una cuerda alrededor del cuello.
  • Contar a mano con unas tijeras funcionales, como medio de liberar rápidamente a la persona atada.
  • Prevenir los riesgos de caída: una persona atada puede llegar a sufrir un accidente serio si cae hacia atrás.
  • No realizar suspensiones con la persona atada si no se tiene la suficiente experiencia, ya que es una operación delicada.
  • No utilizar nunca nudos corredizos u otros tipos de nudos resbaladizos.
  • Realizar sesiones de corta duración si las posiciones son incómodas o si la persona que ata no es experimentada.
  • Hidratar regularmente a la persona atada y suministrarle líquidos.
  • Muchas de las posturas que se reproducen en el material gráfico sobre bondage, son de exhibición, no pueden ser reproducidas sin un alto dominio de la técnica. No se deben correr riesgos innecesarios.

Las personas que practican este también denominado arte sexual suelen estar en todo momento muy pendientes de las necesidades y del placer de su compañero o compañera; no hay que olvidar que para muchos de sus practicantes se trata de un juego sexual, con roles de sumisión escenificados como parte del juego. Es cierto, sin embargo, que también existe un importante sector que lo practica de forma consensuadamente ritualizada, donde todos los elementos que se incorporan responden a implicaciones profundas y consensuadas entre las partes, sin rastro alguno de elemento de juego o escénico.

erotika love storeerotika love store

Swingers, ¿avanzados o disipados?

Por Ivon Alvarez
http://www.intimos.com

Para la mayoría de las parejas podría sonar aberrante la idea de compartir a la pareja, es algo que de hecho los que se casan por la Iglesia Católica juran no hacer, simplemente rompe con nuestra idea del romanticismo, la monogamia y para algunos hasta la moral.

Pero los llamados “swingers” han roto estas barreras, han cambiado la forma en cómo se relaciona una pareja.
Se cree que la práctica el “swinging” nació entre los pilotos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en la década de los sesenta, y que posteriormente se espació.

A muchos el término podrá parecernos algo vago o de hecho confundirlo con gente que simplemente se va “de fiesta” a una orgía o algo por el estilo, no obstante la organización y lo que pretenden los verdaderos swingers dista mucho del placer por sí solo.

En primer lugar, dicha actividad nace entre parejas estables o casadas que rompiendo reglas y tabúes realizan una fantasía en conjunto.

“No es lo mismo que una orgía, esto se hace sólo por placer, mientras que en el caso de una pareja estable (swinger), cada encuentro constituye fantasías, emociones y recuerdos que son parte de su vida cotidiana, de la intimidad con la pareja”. Comenta un swinger en su página de Internet.

Para los swingers es un pacto de confianza con la pareja y con las otras que interrelacionan, por ello a veces forman grupos cerrados o clubes que incluso arman vacaciones en conjunto, por ejemplo en el sur de Francia, el pueblito Cap D’Adge, congrega hasta a 30 mil personas durante el verano.

Las parejas que comparten este estilo de vida, aseguran que es una pasión compartida, es la posibilidad de construir la complicidad en pareja, es disfrutar una libertad pactada, es el límite de la confianza y la complicidad, que puede hacer que la relación se fortalezca y crezca.

En un estudio realizado en Estados Unidos, los defensores y miembros activos de los más de 400 clubes y asociaciones de swingers aseguran:

1. Disfrutar y estar más satisfechos con su relación emocional.
2. Se comprende mejor así mismos y a su pareja.
3. Tienen una comunicación más íntima y eficaz con su pareja.
4. Las mujeres son más libres y tratada por igual.

Para que quede claro, un swinger es una pareja que practica sexo con otras pero sin separarse, en el mismo espacio físico, es decir, el placer consiste en mirar al ser amado disfrutado y en el goce sexual, el cual también brinda placer al otro.

Este tipo de parejas se puede encontrar en diversos escenarios. Existen pues diferentes tipos de clubes o asociaciones, por un lado están los que ofrecen la actividad interna, conocidos como “on premise” y los que sirven sólo como contacto para que la acción se realice en otro lugar, llamados “off premise”.

Como sea lo importante es la diversidad y las opciones que existen para la gente que desea experimentar, hay clubes en Estados Unidos, en Europa unos 600 reconocidos. Todos ellos respetan ciertas normas y reglas, la de oro es: Un “no”, no necesita explicación, se respeta y listo.