Juegos Extremos

erotika sex shopVarias parejas lo practican como parte del juego sexual, donde existen un sometedor y un sumiso, quienes satisfacen sus necesidades mediante el llamado Spanking.

Hay a quienes les gusta ser azotados o azotar.  Se llama spanking (viene del inglés spank cuya traducción sería golpe o golpe que se da en las nalgas) y es una práctica que muchas parejas la consideran excitante. Es ese dolor controlado que da placer.

Tiene sus reglas para no lastimar, para respetar al otro, para la seguridad de ambos, códigos de conducta, etc.

Muchos lo hacen de manera cotidiana o normal dentro de sus relacioneserotika love store sexuales para excitarse más, a manera de juego. Hay quienes lo practican de forma profesional y quizá en muchas de esas ocasiones el sexo ni siquiera está incluido, y ni siquiera hay amor o relación alguna entre quien lo lleva a cabo.

Hay roles de dominación y sumisión, por supuesto. Está quien domina aplicando el azote y quien se somete, el cual otorga su consentimiento para que esto ocurra.

erotika love storeEs fascinante recibir ese azote cuando estás delante de él y  te penetra detrás, en la posición que llaman comúnmente “de perrito”. Antes de la penetración el spanking es excitante, digamos que prepara el camino para ello, y durante también. Se puede combina: un poco de penetración y después algunas nalgadas, penetración y nalgadas, así hasta el infinito.

Otra parte del juego son las palabras, se pueden decir cosas que de antemano se sabe que excitan a la pareja, es más cuando se juega con papeles de ficción. ¿Ya lo intentaron? Bueno, yo si fuera ustedes lo practicaría esta misma noche sin dudarlo. Verán que incrementa la libido y hace salir el instinto salvaje que todos llevamos dentro.

Pero dar, también tiene lo suyo, sólo que hay que saberlo hacer bien para noerotika love store lastimar o dejar marcas, que lejos de ser sexys pueden ser muy feas y después, dolorosas.

¿Cómo hacerlo?

Cuando lo hagan con la palma de la mano, a mano limpia, tengan cuidado de pegar solamente en la parte más gordita del trasero. Nunca en el hueso.

Hazlo con la mano completa y no sólo con los dedos. Así tu fuerza estará distribuida por toda la superficie.

erotika love storePara proporcionar otro tipo de placer puedes hacerlo con una pala de spanking, que están hechas de madera y cubiertas por algún material como piel, plástico, charol o terciopelo. Hay de formas distintas, colores y todas muy sexys. Elige el que más les guste y úsenlo.

También pueden hacer ciertos azotes (pero estos sólo son recomendados para hacerlos por profesionales) con látigos de nueve colas, de una o una fusta.erotika love store

Después de terminar el spanking, acaricia y masajea la zona. Eso hará que se relaje, pero si es necesario o si las ganas de continuar siguen, entonces sigan con el azote.

Aquí algunas palabras que te puedes encontrar en el spanking:erotika love store

Caning. Azotamiento con cane, caña o vara.

Flagelación. Azotamiento intenso, duro y siempre doloroso. Sólo para profesionales.

Flogging. Azotar con flogger o gato de 9 colas.

OTK. Over the knee, spanking, azotes que se le dan a alguien que está de rodillas.

Safeword: palabra clave de seguridad. Puede ser también un gesto o un ademán acordados previamente para pausar o detener el juego o la nalgada, si existiera dolor, peligro o malestar de algún tipo.

Whipping. Azotar con whip o con un látigo trenzado.

erotika love store

 

¿A ti te gusta el spanking? ¿Lo has practicado? ¿Te gusta, antes, después o durante? ¿Eres un profesional?

Anuncios

Como Seducir a un hombre en la cama,¡con truco!

¿Crees que sabías cómo seducir a un hombre en la cama? Justo cuando pensabas que lo habías aprendido todo, te revelamos los secretos de algunos trucos sexuales que hacen que incluso ciertas posturas kamasutra bastante convencionales parezcan mucho más que increíbles.

“Ampliar tu repertorio sexual acarrea más consecuencias que la de impresionar a tu chico o llegar al orgasmo”, afirma Laura Beltrán, sexóloga. “También es la forma de aumentar tu seguridad en la cama. Y explorar juntos alimentará vuestra intimidad y satisfacción sexual.”

Son todo ventajas, así que sigue leyendo y descubre nuestras deliciosas estrategias eróticas.

+ Sexo oral

Las mujeres más lanzadas saben que si, cuando están realizando sexo oral, añaden al asunto un baile de lengua ¡su pareja enloquece! Pero Olivia Cantolla, sexóloga, va más lejos y propone: “Masajea sus testículos con lubricantes adecuados, envuélvelos sin apretar con un cuadrado de film de cocina, y coloca tu boca sobre la zona. Pon tu lengua a trabajar y ¡verás! Seducir a un hombre nunca fue tan fácil…”.

El plástico, sumado a los movimientos de tus labios, hará subir su termostato sexual y eso puede crearle una erección aún más fuerte. “El aumento de la temperatura hace que se dilaten los vasos sanguíneos, provocando que haya mayor circulación de sangre hacia el pene”, explica el doctor Alfredo Sarabia, urólogo.

+ Un truco sexual sorprendente

Si te entran ganas de hacer pis durante el acto, ¡aguántate! “Algunos informes sugieren que, si eres capaz de ignorar esa sensación de ganas de orinar, puedes conseguir una mejor estimulación del punto G, e incluso provocar tu propia ‘eyaculación’”, nos dice la ginecóloga Ana de Juan. Pero, eso sí, debes orinar después del sexo para evitar infecciones vaginales o urinarias.

+ El misionero reinventado

Una de las posturas kamasutra clásica es la del misionero, pero ¿quieres seducir a un hombre? Con estas modificaciones el misionero se convierte en algo nuevo… ¡y explosivo! Con tu pareja encima de ti, junta despacito las piernas mientras él te penetra, de tal forma que tus extremidades inferiores queden encerradas entre las suyas. “De esa manera rozará tu clítoris con mayor intensidad y os facilitará las cosas si tu chico está bien dotado, porque no te puede penetrar tan profundamente como para golpear tu cuello del útero, algo que resulta muy doloroso”, dice Bárbara Fuentes, sexóloga.

Truco secreto: manteniendo las piernas estiradas, prueba a presionar con la planta de uno de los pies el empeine del otro para apretar aún más.

+ Punto P…¡hasta el máximo placer!

Ya sabrás que a tu pareja le haces un favor si masajeas el perineo (ese trocito de piel entre sus testículos y el ano), pero quizás no sepas que tú también tienes tu puntito P.

“A MUCHAS MUJERES LES EXCITA LA ESTIMULACIÓN CLITORIANA, PERO PUEDE QUE DESCONOZCAN QUE EL CLÍTORIS ES DOS CENTÍMETROS MÁS LARGO QUE EL BULTITO QUE VEMOS EN EL EXTERIOR”, dice Ana de Juan, ginecóloga.

“Si estiramos el perineo (entre la vagina y el ano), la piel que recubre el clítoris se retraerá”. Siéntense enlazados por las piernas, junten sus pelvis y arqueen la espalda. Esto permitirá que se froten sus genitales mientras se estira ese trocito de piel tan sensible. ¡Riquísimo!

+ Sincronizar el vibrador

Puede que tengas algún juguetito a pilas que reservas para tus momentos a solas, pero compartirlo con tu chico multiplicará su cociente de placer. Una advertencia: maneja su miembro con cuidado.

“PONERLE EL VIBRADOR DIRECTAMENTE SOBRE EL PENE PUEDE RESULTAR DEMASIADO INTENSO PARA ÉL –DICE LAURA BELTRÁN–. INTENTA EXPERIMENTAR CON LA ZONA DEL PERINEO, OTRO PUNTO CON UNA GRAN CANTIDAD DE TERMINACIONES NERVIOSAS PERO NO TAN SENSIBLE.”

Para empezar, excítale masturbándole con la mano, enciende el vibrador a mínima potencia y colócalo justo detrás de sus testículos, apretando con firmeza el perineo. Si le crees capaz de soportarlo, aumenta la potencia del vibrador a medida que incrementas la velocidad con la que le masturbas.

+ El Perrito…¡mejorado!

Otra de las posturas kamasutra que más fama tiene es la postura del perrito. Es la segunda postura favorita entre los hombres porque es primitiva y perfecta para un rapidín. Puedes seducir a un hombre con esta postura reinventada, vamos a ver cómo. Hay un truco sexual que lo convertirá en una maravilla para ambos. Empiezen en la postura del perrito clásica, pero agacha el torso hasta que tu cabeza se apoye sobre uno de tus brazos.

De esa manera, te quedará libre la otra mano y podrás agarrar la base de su pene mientras te penetra. Esta modificación tiene bonificaciones eróticas: “Su pene entra en una dirección distinta a la natural de la curva de tu vagina y eso hace que aumente la fricción del miembro –dice Beltrán–.

Asimismo, la presión de su pene sobre la cara posterior de tu vagina provoca cierta estimulación anal que muchas mujeres encuentran super excitante”. También evitarás la incomodidad que a menudo acompaña esta postura sexual, añade la ginecóloga Ana de Juan. “En dicha posición, el cuello del útero se halla más alejado, así que es mucho menos probable que él lo golpee durante el acto sexual