¿Sexo o no durante el embarazo?

Tener relaciones intimas durante el último mes de embarazo, puede ayudar a tener un parto más cómodo

El embarazo no debería ser motivo para que la vida sexual sufra un lapsus durante los nueve meses de gestación.

Un estudio realizado en conjunto con la revista norteamericana Gynecology & Obstetrics, el ginecólogo Tan Peng Chiang de la Universidad de Malasia, llegó a la conclusión de que mantener sexo durante el último mes de embarazo, permitirá a la mamá tener un parto más fácil, ya que el sexo estimula y ejercita los músculos uterinos.

De acuerdo con el sitio adn.es, contrario a lo que puede pensarse, el sexo durante la gestación “no causa rotura de las membranas ni parto prematuro” y tampoco son perjudiciales para el niño, ya que no hay mejor amortiguador que el líquido amniótico.    

Es verdad, sin embargo, durante el transcurso del embarazo se producen en la pareja múltiples y profundos cambios, que pueden afectar distintas áreas de su relación. Pueden aparecer trastornos sexuales en la mujer, al igual que en el hombre, algunas pueden ser pasajeras y otras permanecer durante los nueve meses, provocando cambios importantes en la dinámica sexual.

Respecto a ello las parejas no prevén estos cambios, y encuentran que el ajuste sexual se convierte en una de las mayores dificultades durante el ciclo de embarazo.

En algunas fases de la gestación, las mujeres pierden el apetito sexual, mientras que en otras el deseo parece repuntar mucho más que cuando no se encontraban preñadas.

Según coinciden todos los estudios realizados al respecto, durante el primer trimestre del embarazo, el 54 por ciento de mujeres experimentan un descenso de su apetito sexual, debido a los cambios físicos, y a las náuseas, mareos o fatigas que se generan.

También influye el factor psicológico, el miedo o los temores que puede producir el hecho de convertirse en madre, sobre todo si se trata de la primera vez.

Todo ello se acaba a partir del cuarto mes de gestación. Con el cuerpo habituado y cargado de hormonas, la mujer embarazada suele multiplicar su libido. Desde entonces y hasta el sexto o séptimo mes, la mujer necesita de mucho sexo, se nota como se excita con más facilidad y rapidez.

Aumenta la hinchazón de los labios mayores y menores; también la lubricación de la vagina durante el coito, por lo cual el acto sexual es mucho más placentero, y en ocasiones ello provoca multiorgasmos para las mujeres.

Del sexto mes en adelante, el 75 por ciento de las parejas continúan con su vida sexual normal, aunque en el 25 por ciento restante, la ansiedad y la incomodidad del vientre impide un desarrollo normal debido a la dificultad de las posiciones.

Si la gestación no presenta complicaciones: ruptura prematura de membranas, infecciones genitales o urinarias, hemorragias, amenaza de parto antes de término, etc; no hay prohibición para los encuentros sexuales.

Aquí algunas posiciones

Estas son algunas de las posturas eróticas más recomendables para practicar durante el embarazo:

De lado: es una posición muy cómoda si el “bombo” está muy desarrollado. La mujer se tumba de lado y el hombre detrás de ella, sujetando con el torso parte de su peso. Él la penetra desde atrás levantándola, si es necesario, una pierna con la mano para facilitar el acto. Así no hay presión sobre el abdomen de la mujer y, además, él puede acariciarle los pechos o la tripa.

Cara a cara: la mujer se coloca encima del hombre, en posición supina y así es capaz de controlar el ritmo y la profundidad de la penetración. Aunque parezca una postura cansada para una embarazada de más de cinco o seis meses, no lo es tanto. El hombre puede usar sus muslos y rodillas de respaldo para que la mujer esté cómoda y se concentre plenamente en los movimientos vaginales.

Boca arriba: la embarazada se tumba boca arriba y el hombre la penetra de lado, colocándose bajo las piernas de ella. Es una postura reservada a embarazadas de cuatro meses o menos, ya que a partir del quinto mes el peso del útero podría oprimir vasos sanguíneos de gran importancia.

Sentados: una silla puede ser muy útil a la hora de sujetar el peso de ambos cuerpos y aportar comodidad al acto sexual. Por supuesto, el hombre se sienta abajo y ella sobre él, con las piernas abiertas, se introduce el pene. Si el embarazo está muy avanzado, la mujer puede sentarse de espaldas.

Cuatro patas: los adictos a esta postura pueden practicarla durante los dos primeros trimestres de embarazo, teniendo cuidado en colocar unos almohadones bajo el vientre de ella, para que no se vea obligada a hacer tanto esfuerzo.

¿Has tenido sexo durante el embarazo?, ¿qué complicaciones has tendido?, ¿ha sido placentero?

 

Fuente: http://www.de10.com.mx

Anuncios

Consejos para una buena experiencia en un trio sexual.

erotika love store

    – Si realizas un trío sexual con tu pareja asegúrate que el o ella no se sientan a un lado, haz que se sienta siempre a gusto. Dale mucha atención para que nunca se sienta menos deseada que el invitado (a).
    erotika love store

    •  

    – La confianza en la pareja debe ser total para tener experiencias  de triolismo. De lo contrario luego vendrán sentimientos conflictivos como celos y mucha desconfianza. Tu pareja puede sentirse luego traicionada, engañada, puede dudar sobre tu fidelidad o bien tu identidad sexual al verte interactuando con alguien de tu mismo sexo (si es el caso).erotika love store
    – Los tríos sexuales se tratan de probar nuevas sensaciones, no de encaminar sentimientos o bien de probar los sentimientos de tu pareja o hacia la persona invitada.entre las sabanas

    – Las tres personas deben tener una disposición total del 100% para evitar una catástrofe en la cama.

    – Déjate guiar por el deseo, haz lo que más te provoque y con quien te provoque en el momento. En un trío puedes besar a una persona mientras acaricias a otra, o bien mientras otras manos te acarician a ti.

    – Recuerda ser equilibrada. Es esencial que los tres disfruten, de eso se trata. Las otras dos personas no están a merced tuya y también deben pasarla bien.erotika love store

    – Talvez no deben de ser íntimos amigos, pero si es importante que conozcas detalles mínimos sobre las otras personas al menos, como sus conductas sexuales e historia sexual. Esto con el fin de que la experiencia no te vaya a traer malas consecuencias irreversibles para tu salud.

    – Ante todo, practica el sexo seguro. Usa siempre un condón. Uno diferente y nuevo para cada persona que participe en el menage a trois. Evitarás así ETS y hasta un embarazo no deseado.

    – Si utilizan juguetes sexuales, procuren que estén muy limpios al principio del juego y límpielos antes de que otra persona los use y/o introduzca en sus genitales.

    erotika love store

    Las parejas sexuales del cine

    erotika love store

    Solo unas cuantas serán recordadas por ser capaces de desprender un erotismo en pantalla capaz de convertirlas en legendarias.

    No hablamos de las más graciosas ni de las más románticas, nos referimos aerotika love store aquellos actores que supieron hacer un arte de la provocación erótica. Puede que sus romances de pantalla nunca fueran reales, pero lo que importa es la conjunción química que se producía cuando esos dos cuerpos ocupaban el mismo espacio fílmico.

     

    Existen romances que traspasaron la pantalla o que, simplemente, quedaron reflejados para siempre. Hay parejas que han permitido mostrar su feeling sexual delante de las cámaras y otras que se dieron cuenta de que allí había algo después de acabar el rodaje. Ese es el caso de las superestrellas Angelina Jolie y Brad Pitt, la pareja por excelencia. Se conocieron en la mediocre película de espías Señor y Señora Smith, pero supieron hacer de su química sexual la mejor baza para vender este estereotipado producto de Hollywood.  Penélope Cruz y Javie Bardem, que a día de hoy ya han reconocido su relación, tuvieron su momento estelar en Jamón Jamón. Una escena salvaje, sexual y muy explícita que les situaba delante de un toro Osborne mientras la (por entonces) joven pareja se embestía mutuamente.erotika love store

    El caso de Nicole Kidman y Tom Cruise es, cuanto menos, curioso. Qué duderotika love storea cabe de que la secuencia de apertura de Eyes Wide Shut, con ambos desnudos delante del espejo, trajo mucha cola y mucho espectador atraído por unos segundos de voyeurismo conyugal. Aunque el film de Stanley Kubrick se desplaza hacia otros vericuetos menos festivos de la sexualidad, unos pocos fotogramas de sexo en pantalla fueron suficientes para que las imágenes del matrimonio diesen la vuelta a el mundo.

    erotika love store

    Actualmente, espectadores de todos los rincones se desviven por saber cuándo perderá Bella la virginidad a manos de su puritano novio vampiro. Pero dejemos Crepúsculo para el deleite nunca consumado en el que viven los adolescentes de hoy en día, y volvamos la cabeza hacia una época en la que el sexo en el cine era mucho menos explícito, pero donde el feeling y las tensiones sexuales estaban a la orden del día.

    erotika love store

    Recordemos el maravilloso encanto maduro de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en Casablanca, disimulando una pasión que les estaba prohibida. No olvidemos tampoco los apasionados tira y afloja de Vivien Leigh y Clarck Gable en Lo que el viento se llevó. De la misma manera, la lucha de sexos entre Cary Grant y Katheelen Turner en Historias de Philadelphia expresa a la perfección unas formas muy bien guardadas en un cine, el clásico, donde el sexo era más una pulsión latente que una imagen explícita.erotika love store

    Quien no recuerda 9 1/2 semanas, letras prohibidas, atracción fatal, entre otras.erotika love store

    Lover Couch, sillón posicionador

    Olvídate de las posiciones de costumbre y atrévete a disfrutar las nuevas posiciones con ayuda de este sillón posicionador y descubre todas las modalidades con que puedes utilizarlo.

    Lover couch – sofá para posiciones sexuales. Incrementa el placer con tu pareja con este increíble sofá para posiciones sexuales con un diseño innovador y especial. • Más de 10 posiciones sexuales diferentes.
    sillón posicionador