Alcanza mayor placer utilizando lubricantes sexuales

Usar lubricantes en tus relaciones sexuales puede incrementar tus niveles de satisfacción mientras reduces también las molestias por la fricción, tanto para el hombre como para la mujer. El cuerpo humano produce una cantidad determinada de lubricación durante la estimulación sexual pero usando un poco más, el placer puede ser mayor.

Si bien algunos preservativos tienen lubricante, utilizar uno “extra” no es mala idea

Un estudio científico demostró que las parejas que usaban lubricante presentaban menores síntomas de molestias en sus genitales como pueden ser escozor o dolor, y que disfrutaban más durante el coito. Por otro lado, parejas que deseen practicar el sexo anal podrán utilizar una mayor dosis de lubricante ya que el ano por sí solo no segrega ningún tipo de lubricación derivada de la excitación.

Para las mujeres que estén en la menopausia y que sientan que la vagina ya no crea la suficiente lubricación, sentirán que la penetración resulta más difícil. Por ello, el lubricante es muy aconsejable en estos casos para facilitar el coito.

Tipos de lubricantes.
¿Cuántas veces hemos escuchado o pensado en utilizar o incluso utilizado vaselina? Es un grave error, pues olvidamos que todo se mueve por química y que la vaselina es un lubricante de base mineral-oleosa, esto es, derivada del petróleo, y que como efecto daña y deja inútil al preservativo. Por ese motivo, lo mejor es utilizar los hidrosolubles.

Lubricante con Sabor, en erotika.mx

Lubricante con Sabor, en erotika.mx

En el mercado existen una variedad de lubricantes naturales que cumplen perfectamente con los requisitos sexuales para reducir el dolor al máximo. También se pueden encontrar lubricantes hechos a base de agua, aceite o silicona. Los que están hechos a base de agua se consideran más suaves que los de silicona o aceite, estos últimos resultan más pringosos. El mucus y la piel absorben fácilmente estos lubricantes sexuales. además de que puedes encontrar lubricantes con sabor o térmicos

Para usar con preservativos son recomendables los lubricantes a base de agua. Hay que tener en cuenta, en estos casos, que tienden a secarse al tiempo que los utilizamos, pero con agua o saliva es sencillo volver a reactivarlos y así poder continuar utilizándolos sin necesidad de emplear mayor cantidad.

En el caso de los lubricantes minerales-oleosos, muchas personas cometen otro error pero esta vez, muy grave, que es utilizar aceite para bebés. Esta práctica daña el organismo, pues no lo puede asimilar como debería, y suele provocar desbalances en el PH, lo que ocasiona una sobreexposición a las infecciones.

¿Que lubricante prefieres usar? ¿Es más placentero cuando los usas?

Fuente: http://www.educasexo.com, por Marcelo Ferrando Castro

Vibradores: ¿La tecnología superó al pene?

Según los expertos en sicología sexual, no hay nada mejor que una relación de pareja plena. Pero en el uso de terapia, los consoladores, y ahora los vibradores, ayudan a mantener el control de la mujer con esta herramienta única para conocerse a sí misma.

La consolación física femenina es una historia antigua. Tanto, que existe el registro físico de un consolador de piedra, de 20 centímetros, con definidos anillos alrededor y con una puntita muy pulida, descubierto en las cuevas Hohl Fels de Tubinga (Alemania), y que de acuerdo a los arqueólogos tiene 30 mil años de antigüedad.

De acuerdo a este descubrimiento, podríamos asegurar que el placer femenino no ha tenido límites, y puede llegar a exigir en muy poco tiempo un reemplazo o sustitución de los que muchos llaman la herramienta humana del placer.

Lo mismo que sucede en su vida cotidiana la mujer lo vive en su sexualidad: es capaz de realizar 5 cosas a la vez, y bien, así como también puede sentir múltiples orgasmos dentro de su vagina en diferentes puntos.

WOW 10 EL RABBIT PERFECTO , encuéntralo en http://www.erotika.mx

Para lo cual ya se han diseñado vibradores que rotan, o que mueven la puntita, y que además traen incorporado un conejito que con sus antenitas estimula el clítoris.

¿Y en qué están las féminas que no salen a las calles a exigir en los sex shop algo que las satisfaga a plenitud y las excite más que un coito con la pareja?

Es un fenómeno extraño, digno de ser estudiado por expertos en publicidad que determinen cuáles son los parámetros de medición utilizados para hacer que estos productos sean o no grito y plata en el mercado.

O tal vez tiene que ver mucho más con la idiosincracia machista propia de los mexicanos que mantienen estos temas congelados entre cuatro paredes.

GRITO Y PLATA

Más cerca de esto último es lo que detectan los sex shop, como es el caso de Erotika Sexshop www.erotika.mx 

“Todavía le cuesta un poquito más a la mujer entrar a estos locales, y son sus parejas los que llevan los vibradores y rotadores, porque a lo mejor se están atreviendo más a usarlos”, asegura que se aprecia también un mayor interés por ejemplo, de las mujeres solas a ocuparlos.

Pero, ¡cuidado!, los hombres también demuestran el temor frente a estos aparatos, que superan sus propias capacidades.

TERAPIA Y EXPERIENCIA PRÁCTICA

A pesar que la tecnología puede superar muchas cosas, el sicólogo experto en sexología Andrés Moltedo considera que nada puede superar la sorpresa del contacto piel a piel que se produce en el acto sexual. Aunque reconoce el valor del consolador para estimular la fantasía femenina, está convencido que el hombre también puede jugar con su pene.

Por su parte, el sexólogo Rodrigo Fores opina que nada supera lo natural, y a una mujer sana le debiera bastar y sobrar el pene de su pareja. “En el caso de las lisiadas o limitadas sexualmente, el vibrador podría ser una herramienta de terapia, aunque la única terapia para el doctor Fores, es el experimentar con una relación plena”, asegura.

La sicóloga Jenny Pérez explica que son dos cosas muy distintas pero que en ocasiones y en ciertos contextos pueden ser complementarias y en otros pueden ser la elección perfecta para una mujer, “pero debe quedar claro que el pene y un consolador no son comparables ya que el uso de este último de manera exclusiva, no involucra los afectos, elementos fundamentales en una relación de pareja”, recalca.

Mientras que el doctor Pedro Rivera, sexólogo explica que el coito es una parte de la relacion sexual y las mujeres para poder realizar autoerotismo lo pueden efectuar con o sin tecnología, como lo han realizado desde los tiempos de Eva. “Evidentemente que la tecnología ayuda y mucho, como en todo orden de cosas, pero no supera el contacto humano. El buen amante no solo utiliza el pene sino todo su cuerpo para satisfacer a su pareja ya sea con o sin penetración”, señala.

María José Citadinni, sicóloga especializada en sexología, reconoce que en forma específica sí se habla de la funcionalidad: el aparato ha superado al hombre.

Pero su uso es meramente práctico para esta profesional, y no logrará superar jamás el acto sexual, y sus variables fuentes de placer.

Justamente por esto mismo el uso de un vibrador es práctico para una mujer que no tiene pareja, o cuando está momentáneamente ausente.

DISFUNCIONES SEXUALES

En el caso de tratamientos específicos para conseguir el orgasmo, la doctora María José Citadinni ha recomendado a sus pacientes el uso de este tipo de instrumentos, aunque en gran parte de los casos, como por ejemplo para superar el vaginismo, las mujeres deben comenzar primero con su dedo.

“El vaginismo es una disfunción sexual, de carácter sicológico, que no tiene que ver con un problema físico, por lo tanto lo importante ahí es lograr que la mujer en forma individual adquiera el control de la situación”, explica la profesional.

Y agrega que los primeros ejercicios recomendados son con el dedo, y sólo algunas llegan a utilizar los vibradores, porque la mayoría pasa luego a experimentar con su pareja.

Así que no hay que esperar para disfrutar de lo que la tecnología nos ofrece.

y tu, ¿ya tiene stu juguete?, ¿fue fácil ir a comprarlo o sentiste pena al entrar a una sexshop? , ¿cómo ha sido tu experiencia con los juguetes?

 

Fuente: http://www.lanacion.cl

Esperamos tu respuesta, saludos y buen fin de semana

¿Cómo saber que tu pareja finge un orgasmo?

Conoce esta guía para descubrir si ella está simulando que llegó al clímax, incluso cuando sea una experta en ese arte

¿Alcanzó el orgasmo, fingió un poco, mucho…? Son las preocupaciones de muchos chicos. Primero, porque les interesa que su pareja les diga siempre la verdad y, después, porque quieren saber si su desempeño es bueno como para hacerlas gritar de placer como efectivamente ellas expresan o tan malo como para que a ellas no les quede otra salida, más que fingirlo.

No se trata con ello de hacer una cacería de brujas. Y de verificar, de ahora en adelante, cada movimiento o grito que, desde la perspectiva masculina, parezca fingido o exagerado. No. Pero ya saben, lo he dicho otras veces, siempre he estado en contra de que las mujeres finjan un orgasmo , sobre todo, cuando de complacer al hombre se trata. Es mejor decir siempre la verdad. Sí, esa verdad que a ellos muchas veces no les gusta escuchar porque efectivamente les pega en su ego. Pero ésa es la mejor manera de mejorar las cosas.

Por eso, aquí una guía para saber cuándo ella está fingiendo un orgasmo, incluso cuando sea una experta en ese arte.

1. Sí. Grita como para despertar al vecindario entero, pero sus gritos son más salidos de la garganta que del estómago. Cuando son producto de un verdadero orgasmo son originados de algún lugar fuera de este mundo.

2. El orgasmo verdadero no tiene lógica ni explicación. Llega de pronto y se disfruta, en cuestión de minutos o segundos. Igualmente se va. No hay manera de controlar cuándo llega y cuánto durará. Tampoco las reacciones. Si escuchas un diálogo durante el orgasmo como salido de peli porno o una secuencia perfectamente coordinada de sonidos… suena mal, muy mal.

3. Ella no cierra los ojos y tampoco parece desconectarse del mundo real. Durante el orgasmo la mujer puede olvidarse, incluso, de que estás allí. Sí. Está tu pene dentro… pero tú no estás allí en esos contados segundos. La mujer se va a mundos no conocidos por hombre alguno.

4. Ella no está mojada y su temperatura corporal es la misma. Bueno, es sabido que durante el orgasmo existe, en muchas mujeres, la eyaculación femenina. Cuando ella está más seca que el desierto de Sonora y su temperatura no ha aumentado, querido, te están engañando.

5. Los gestos de su cara no cambian. Durante un buen orgasmo, las mujeres no pueden controlar los movimientos de su cara, de su cuerpo, su mirada. Es muy probable incluso que durante el orgasmo ocurran calambres en las piernas o brazos, por ejemplo.

6. A veces los gritos pueden ser más fuertes de lo común. En ocasiones, por hacer algún sonido que parezca placentero y que no surge del placer mismo, aquello se convierte en una serie de gemidos, chillidos, berridos extraños.

7. Su vagina no se contrae. Cuando las mujeres tienen orgasmos hay pequeñas o grandes contracciones en la vagina, así como en el útero y músculos pélvicos (incluido el esfínter) y hay un aumento del ritmo cardíaco (que llega a alcanzar de 110 a 180 latidos por minuto). Si tu pene no siente que su vagina se mueve ni un milímetro, entonces tal vez esta recordando que dejó mal estacionado el coche, que tiene que poner una lavadora llegando a su casa o que luego de eso (léase, el sexo que está teniendo contigo) debe ir a la tintorería.

8. Tiene una impresionante energía después del orgasmo. Parecería que está como nueva y nada en esa cama ha pasado. No como tú que, dormido, parece que te ha arrollado un tren.

9. Toma en cuenta también sus reacciones post-orgasmo real: sudoración leve, sus pezones siguen erectos, su piel se ha puesto roja, va a orinar inmediatamente, se ha mareado, su respiración sigue, está más cariñosa contigo.

10. Al final, si haces un buen trabajo, no habrá necesidad de que ellas finjan nada, absolutamente nada. ¿O no chicas?

Chicas: ¿Han fingido un orgasmo?

¿Ha salido bien? ¿Él se ha dado cuenta?

Y ustedes chicos: ¿Saben cuando una mujer les está mintiendo en la cama?