La relación entre la impotencia y la erección mañanera

¿Cuántas veces te despiertas con el pene totalmente en erección? Este fenómeno es totalmente normal y médicamente se conoce como erección nocturna. Las erecciones por la mañana nada más despertarte son una respuesta al movimiento rápido del ojo o a la fase REM del sueño, el momento en el que se precisamente, se nos aparecen las imágenes que conocemos como “sueños”.

 

Al dormir, los hombres experimentamos una serie de erecciones durante la noche que ocurren de manera espontánea, por lo que la erección de la mañana sería la que tiene lugar al final de la serie del sueño.

El no tener erecciones espontáneas puede ser un problema.
No te deberías preocupar por las erecciones nada más despertarte. De hecho, si en la juventud no se experimentan estas erecciones espontáneas. Se puede sufrir disfunción eréctil al ser adulto o sexualmente impotente.

Las erecciones de la mañanason por tanto, una señal de que un hombre está sexualmente sano. Si por algún motivo sí se tienen erecciones al despertarse pero durante el acto sexual con tu pareja no, la causa de tu impotencia debe ser psicológica.

La vejiga llena y las erecciones.
En ocasiones se ha dicho que las erecciones matutinas se deben a una vejiga llena. No hay pruebas ni estudios suficientes que apunten a que esto sea cierto sin embargo, mucha gente cree que es cierto debido a la conexión fisiológica que existe entre una erección y orinar. Pero, insistimos, aún no ha sido probado en absoluto, aunque la sensación que tengamos es que la causa de esa erección pueda ser esa.

Por lo tanto, debéis estar tranquilos quienes penséis que esto puede acarrear algún problema o inconveniente, pues por el contrario, es uno de los mejores indicios para saber que estamos totalmente sanos y que podremos disfrutar de nuestra sexualidad a pleno, a no ser claro, que las erecciones no las tengamos a la hora de mantener relaciones, donde sí es recomendable consultar con un sexólogo.

Fuente: educasexo.com, por: Marcelo Ferrando Castro

10 trucos sexuales para combatir la eyaculación precoz

Mascar chicle, regular la respiración y practicar algunos ejercicios, son algunas de las opciones a las que pueden recurrir los afectados por este trastorno

Se considera que un hombre padece de eyaculación precoz cuando usualmente no aguanta más de dos minutos durante una relación sexual, o cuando no tiene la capacidad de controlar su eyaculación.

Para tener un diagnóstico certero, lo mejor es acudir con un urólogo. Nosotros te da algunas recomendaciones para prolongar tu placer. Con información de pysnnoticias.com y nosotras.com.

1. Los nervios, el miedo y el estrés, son las principales causas de este padecimiento, lo más recomendable es relajarse, controlando la respiración. Un ejercicio muy bueno para lograrlo, es masticar chicle o gemir, ya que inconscientemente al realizar cualquiera de estas actividades, regulamos la inhalación y exhalación de oxígeno, mismas que te ayudarán a marcar un ritmo.

2. Auque científicamente no está comprobado, el pensar en otras cosas como: en operaciones matemáticas, tareas que tienes que realizar o en cosas feas, en pleno acto sexual, puede ayudar a desviar tensión para durar más tiempo para eyacular.

3. Así como existen los ejercicios de Kegel para las mujeres, los varones también pueden ejercitar sus músculos pelvianos. Para esto es recomendable que mientras estén orinando, corten el flujo, entre más veces mejor.

encuéntralo en http://www.erotika.mx

4. También existen productos que puede ayudar, como los geles de efecto retardante, los cuales tienen un efecto frío que hace insensible el pene; por lo tanto, la eyaculación no se hace presente.

5. Otro tip, es contraer y dilatar la región anal, un ejercicio nada complicado y que pueden realizar en cualquier parte, incluso mientras están trabajando. Para que estos ejercicios den resultado, la clave está en la constancia y no dejarlo a la desidia.

6. Para retener el semen, también es bueno practicar la presión en el punto Hui Yin, la cual se encuentra entre los testículos y el ano. Durante la excitación, deben apretar esta zona, justo antes de que sienta ganas de eyacular. Tal vez en las primeras ocasiones se termine la erección, pero al repetirlo en varias veces, esto cambiará.

7. Para retardar el orgasmo, es recomendable que cambies el ritmo durante la relación sexual. Esto no les puede agradar mucho a las mujeres, por lo que se sugiere que sólo cambien de movimiento, en vez de entrar y salir, deben hacer movimientos circulares, con ello evitarán la eyaculación y ellas no dejarán de sentir placer. 

8. Practicar la masturbación también es una buena técnica para controlar la eyaculación precoz. La pueden practicar en pareja, pero cuando él ya sienta que termina, debes parar de estimularlo entre 30 segundos y un minuto. Esta instrucción hay que repetirla varias veces en el mismo acto el cual tendría que durar de 10 a 15 minutos.

9. Algo que les agrada mucho a las mujeres y que deberían de hacer más los hombres, es el jugueteo previo a la penetración. Durante una relación sexual, es indispensable, pues los hombres pueden satisfacer a su pareja con caricias y movimientos sin que ellos lleguen al orgasmo.

10. El condón puede ser otra solución. Actualmente, hay muchos tipos de preservativos, y para el caso de aplazar el orgasmo varonil, es recomendable que utilices un condón que disminuya la sensibilidad.

Fuente: http://www.de10.com.mx

¿Has vivido un caso de eyaculación precoz?

¿Qué otra recomendación puedes dar?

¿Has practicado alguno de estos consejos? ¿Te ha funcionado?

¡Espinas en el pene! Ideales para estimularla

Aseguran la cópula y retiran fluidos dejados por otros machos; un poco de sexo antropológico

Hoy los hombres actuales deberían tener espinas en el pene, de hecho sus parientes vivos más cercanos en el árbol de la vida, los chimpancés, las tienen.

Los chimpancés tienen mejor sexo que los humanos según un estudio reciente. De acuerdo con un análisis de ADN, el ancestro común entre chimpancés y seres humanos tenía espinas en sus miembros para estimular a su pareja mucho más durante la cópula, pero tenían un cerebro más pequeño, según un nuevo estudio publicado en la revista Nature.

Los penes con espinas no son nada nuevo en el reino animal: los ratones, perros, gatos y otros mamíferos las tienen o tuvieron durante miles de años de evolución.

Pero aún la ciencia no se explica por qué el hombre las perdió: “El hombre perdió sus espinas en algún momento entre su divergencia con los chimpancés, hace seis millones de años, y antes de 600 mil años atrás, cuando nuestro linaje se separó de los neandertales”, explica David Kingsley, uno de los investigadores de la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos, detalla la revista Nature.

Así, el hombre perdió las espinas y desarrolló un cerebro más grande. Sin embargo, las espinas tampoco habrían estado presentes en los neandertales, cuyo genoma se ha estudiado junto al de humanos modernos y chimpancés.

¿Para qué servían las espinas? Ayudaban a la estimulación, a asegurar la cópula, a retirar fluidos dejados por otros machos. Todo tiene que ver con la lucha por conseguir a una hembra fértil y fecundarla mejor y más rápidamente.

La monogamia provocó también ciertos cambios anatómicos según el autor del estudio, Kingsley.

Estas espinas están presentes aún en los chimpancés que aumentan el placer en ambos,  remueven el semen de otros machos y además causan daño a la hembra para que no pueda tener cópula con otro macho durante algún tiempo.

El hallazgo también refuerza la teoría de que los seres humanos y los neandertales habrían sido sexualmente compatibles y se aparearon probablemente. “Los seres humanos han desarrollado un sistema de unión más monógama a largo plazo, que implica toda una serie de cambios anatómicos”, señaló David Kingsley.

Hoy en día muchos juguetes de sex shop como dildos o coberturas de plástico para el pene incluyen una recubierta que parecen imitar espinas para provocar más placer sin las dolorosas consecuencias para ellas.

En el siguiente link puedes ver diferentes juguetes con texturas de espinas y nódulos Ver Productos

¿Las has usado?

¿Crees que los penes deberían seguir teniendo espinas?
Fuente: de10.com.mx Por: Elizabeth Flores | 2011-03-13 | 19:30

Pene saludable con ejercicios de pubococcígeo

La ejercitación de este músculo permite controlar la eyaculación y tener mejores erecciones, dos factores fundamentales en la salud integral de todo hombre.

Ya los taoístas descubrieron hace miles de años que la eyaculación y el orgasmo son dos cosas totalmente diferentes. En la actualidad prestigiosos investigadores de la sexualidad así lo demuestran, como es el caso de William Hartman y Marylin Fithian, que hicieron un estudio al respecto, y llegaron a la conclusión de que los hombres pueden llegar a tener varios orgasmos sin necesidad de eyacular y sin perder la erección.

Lo más importante es desmitificar la eyaculación, que no es otra cosa que un espasmo involuntario que se desencadena en la zona del sacro lumbar y que tiene como función la expulsión del líquido seminal. Éste es necesario si se desea procrear, pero si el objetivo es el placer, podemos lograr orgasmos sin eyaculación.

Para diferenciar la eyaculación del orgasmo es necesario fortalecer los músculos sexuales. El músculo pubococcígeo es el responsable de las contracciones de la pelvis y del ano durante el orgasmo.

En general un suelo pélvico y en particular un músculo pubococcígeo fuerte permiten mantener erecciones más intensas y duraderas e impedir la eyaculación simplemente con su contracción voluntaria para cerrar el canal eyaculador.

Tampoco se trata de no eyacular nunca, sino de ir reduciendo el número progresivamente.

El entrenamiento del pubococcígeo pasa, entre otros ejercicios, por la práctica habitual del siguiente ejercicio básico.

Ejecución

Comienza por contraer y relajar tu músculo pubococcígeo a ritmo regular unas 30 veces: para esto contrae tu región perineal, es decir, la que se encuentra entre los testículos y el ano, como si estuvieras miccionando y quisieras cortar el chorro de orina. Luego descansa 30 segundos. Continúa con dos series más, dejando 30 segundos entre cada una.

Después de este ligero calentamiento, deberías tener un mejor control de tu músculo pubococcígeo debido al aumento del flujo de sangre.

Aprieta el músculo

Ahora contrae y relaja el músculo pubococcígeo varias veces, comenzando con series de 30 veces, y tratando de llegar a series de 100 veces.

El objetivo sería que puedas realizar en total unas 300-500 contracciones al día.

Apretón largo y lento

Otra posibilidad es ir alternando las series de 100 contracciones con series donde aguantes cada contracción el máximo de tiempo.

Eventualmente puedes tratar de llegar a hacer 10 series de 2 minutos de contracción sostenida.

Notarás que este hábito mejora tu salud y capacidad sexual.

Dale sabor al sexo

Nunca lo he probado y la verdad no se me antoja, pero en algunas charlas en confianza con algunas amigas me han contado del sabor del semen y de cómo éste puede cambiar según lo que haya comido el chico en cuestión.

Algunas de mis fuentes consultadas para este post concluyen que el sabor de cada hombre es distinto y más con lo que comen, por lo que deben atreverse a probar. La comida muy condimentada no genera, según una amiga, un sabor muy agradable. Y otra comentó que la comida mediterránea, a base de ensaladas, nueces y frutas causa un sabor más agradable.

Al parecer lo que puede mejorar el sabor del semen es la fruta, y la piña es la que tiene el primer lugar. La acidez y lo dulce de la piña producirá un mejor sabor. Cosa contraria ocurre con el café, que dicen las que saben, amarga el sabor del semen.

Este comentario se refuerza con un estudio de la Universidad de Lyon, Francia, quienes realizaron pruebas, no mencionan cómo, con varias voluntarias en el que se concluyó que las frutas mejoraban el sabor y las mujeres disfrutaban más del sexo oral.

Quizá el dicho popular de “piña para la niña” sea en realidad un mensaje subliminal, y al final ellas podrán verse beneficiadas.

¿Ustedes qué creen?