Sexo sucio o dulce, ¿cómo te gusta más?

El sexo es muy amplio y hay muchas formas de disfrutar de el. Diferentes prácticas sexuales, posturas, complementos, fetichismos, etc, pero dentro de las diferentes prácticas sexuales cada uno tiene su estilo propio.

 TAGS:

Creo que podríamos diferenciar dos grandes maneras de practicar sexo:

Sexo sucio: el que podríamos entender como sexo salvaje, sin complejos, vergüenzas disfrutando al máximo de todas las prácticas que nos gustan y en definitiva el sexo puro y duro como el que vemos en el cine porno.

Sexo dulce: aquel que también se disfruta al máximo pero de un modo más suave, cariñoso, pausado…También se puede disfrutar de cualquier práctica pero es todo más “romántico”. No es necesario que haya amor por el medio pero si es sexo mezclado con sentimientos, pasión, sensibilidad…como lo quieras llamar.

Es difícil definir ambas posturas pero creo que os podéis hacer una idea de a que me refiero. Está claro que a todo el mundo le puede gustar disfrutar de ambos tipos de sexo y depende mucho del momento, la persona, el lugar, ambiente, etc. , pero son formas totalmente diferentes de vivir nuestra sexualidad. TAGS:

El sexo sucio es tal cual lo vemos en el porno, practicarlo para disfrutar de lo que nos ofrece a un nivel físico, disfrutar de la sensación cuando te penetran o penetras, probar diferentes posturas sin complejos, practicar sexo oral sin miedo a babear o a pegar un tirón de pelo, recibir en la cara o la boca una corrida, practicar sexo anal, etc…

Se trata de llevar a cabo todas aquellas prácticas que te gustan y disfrutarlo al máximo. Puede haber sentimientos, claro que si, ya que puedes practicarlo con alguien a quien quieres, pero en ese momento, en el momento de disfrutar del sexo, es como que los sentimientos quedan a parte, no hay mimos y cariñitos, se trata de un disfrute físico, carnal, de sentir como la excitación invade tu cuerpo y te dejas llevar.

En cambio el sexo dulce es más para disfrutar de todas las sensaciones que te da el sexo fisícamente pero enlazado a los sentimientos. Como decía, no tiene porque haber amor, aunque es mucho más fácil que se de con el, pero es disfrutar de un modo más sentimental y no carnal.

No se estila tanto ese sexo sucio de tirones de pelo, movimientos bruscos, jugar con los fluidos… es más “limpio” más estílo película romántica.

Son diferentes maneras de verlo y de disfrutarlo. Como decía antes todo dependerá del momento, a una persona que le gusta practicar sexo salvaje no quiere decir que un día no le apetezca algo más dulce y cariñoso y al revés.

 TAGS:

Como siempre el sexo es muy amplio y hay que aprender a disfrutar de el en toda sus vertientes.

¿Que opinas? crees que existe esta diferencia entre un tipo de sexo y otro o crees que el sexo es igual siempre?

¿Que te gusta más?

Fuente: http://www.elblogdesexo.com, por zudonna

Dominatrix por un día, ¿le gustará?

¿Eres de las que llevan las riendas en el sexo? Si no sabes cómo hacerlo sigue los consejos de Cosmo y sorprende a tu chico llevando la voz cantante en la cama.

Ser una chica dominatrix no es que tengas que convertirte en una experta en sado ni nada de eso. Si en tu cabeza proyectas la imagen de la típica chica vestida de negro y cuero lo que estás proyectando es un tipo de mujer que lleva las riendas en el sexo. Nuestra chica dominatrix es aquella que toma la iniciativa, le dice a su chico cómo moverse o lo que quiere que la hagan y no tiene pelos en la lengua a la hora de darle algunas órdenes entre las sábanas. Si crees que a tu chico le puede gustar que tomes esta postura, ¡no te cortes! No hay nada más placentero que experimentar, sobre todo en el sexo. Eso sí, respeta los límites que el te ponga y todo irá sobre ruedas. Te contamos algunas experiencias y trucos para que te conviertas en toda una novia dominatrix, ¡aunque sea por un día!

Si tu chico es quien siempre ha tomado la iniciativa en los últimos meses, nada le excitará más que el hecho de ver que ahora eres tú quien dice cuándo, cómo y hasta dónde. La idea de que tú dirijas la situación les excita pero además, les sube el ego. O eso dicen chicos como Gerardo, de 25 años. “Cuando mi novia se coloca encima de mí y me indica que cambie de postura, que la toque aquí o allá, que varíe la intensidad de mis movimientos, etcétera, sé y siento que soy su hombre y tengo la impresión de que me quiere tanto que no se cansará jamás de hacer el amor conmigo.”

La primera condición para ser una chica dominatrix y dirigir el concierto sexual con tu chico es ser sincera y provocarle cuando de verdad tengas ganas de sexo. En ese momento, acércate a él con una mirada juguetona y confiésale entre susurros que hoy quieres llevar la voz cantante y probablemente estará encantado de ceder a tus deseos. Una vez desnudos en la cama, colócate encima de él, cógele con cariño su “juguetito” y dirígelo hacia tu clítoris como si fuera un vibrador. Cuando te haya penetrado, sujétale las manos contra la cama o átaselas mientras te frotas contra él con movimientos circulares.

Otra de las posturas kamasutra en la que tendrás el control de la situación es tumbada sobre él en la posición del kamasutra del 69. Desde ahí podrás compaginar tus movimientos de cadera en sintonía con los de tu boca sobre su pene y conseguir que los dos disfrutéis a tope del sexo oral. Hazle saber qué ritmo prefieres y él estará feliz de acceder a tus deseos. Seguro.

En el siguinete link puedes encontrar todo lo necesario para ser una dominatrix:  www.erotikasexshop.com


¿Te gusta el sexo dominatrix? ¿Consideras que eres tú la que llevas la iniciativa? ¿Cuándo lo haces le gusta? Cuéntanos tus experiencias y cómo se lo toma tu chico cuando eres tú la que enciendes el fuego.

Bondage…el arte de las ataduras!!!!!

Bondage, encordamientos eróticos ejecutados sobre una persona vestida o desnuda.

erotika love store

Los atamientos pueden hacerse sobre una parte o sobre la totalidad del cuerpo, utilizando generalmente cuerdas especiales que pueden encontrarse en cualquier sex-shop, pero también, con cierta frecuencia, cadenas (aunque esto estaría más próximo del BDSM), y, más en general, cualquier otra cosa que pueda servir para inmovilizar a una persona. Con cierta frecuencia, a la persona se le aplica una mordaza.

El bondage puede usarse como práctica estético-erótica, como parte de una relación BDSM, como una variante erótica más o como elemento en ceremonias de dominación o de sadomasoquismo.

¿Por qué a algunas personas les atrae el juego de ser atadas?

erotika love storeLa razón que con más frecuencia se invoca es la liberación de inhibiciones y responsabilidades, en la medida en que confían las llaves del juego erótico a otra persona, que es quien marca las pautas a seguir. La sensación de dejarse llevar, de despreocupado abandono erótico, es para muchas personas altamente gratificante en el plano sexual.

A algunas personas les atraen también las sensaciones físicas: la presión de la cuerda, la imposibilidad de moverse, el roce o incluso la abrasión producida por la cuerda al desplazarse sobre la piel. Ligado a esto último está asimismoerotika love store el placer obtenido por la adrenalina que genera el peligro simbólico. Atrae igualmente la sensación de impotencia cuando se hacen intentos por liberarse; a algunas personas les agrada realizar estos intentos mientras son estimuladas sexualmente por la persona activa, aunque el bondage no implica necesariamente contacto sexual. Es frecuente asimismo el uso del bondage en los llamados “juegos de sumisión” o juegos en los que se representan roles amo/esclavo. Finalmente, el bondage puede utilizarse como complemento de otras prácticas sexuales, incluso de tipo enteramente convencional, para estimular la libido de la persona que recibe el bondage y/o de la persona que lo ejecuta.

En este contexto, algunas de las razones que las personas activas suelen dar erotika love storecon más frecuencia para explicar su afición al bondage, son el estímulo que genera tener la total responsabilidad sobre el placer sexual del compañero o compañera, el placer creativo y estético unido a la visión del cuerpo humano encordado como una singular obra de arte, y otras razones, que son complementarias de las que interesan a quienes asumen el rol pasivo.

En la práctica del bondage pueden intervenir otros complementos, como: máscaras, vendas, mordazas, plugs, columpios, etc.

erotika love store

La seguridad en la práctica del bondage

El bondage se basa en una relación de confianza entre la persona atada y la persona que ata. Sobre esta última recae el grueso de la responsabilidad, dada la indefensión (previamente consensuada) de la otra. Para evitar accidentes, que en ocasiones pueden llegar a ser graves, se suelen seguir algunas normas básicas de seguridad:

  • No dejar nunca sola a una persona atada.
  • No pasar jamás una cuerda alrededor del cuello.
  • Contar a mano con unas tijeras funcionales, como medio de liberar rápidamente a la persona atada.
  • Prevenir los riesgos de caída: una persona atada puede llegar a sufrir un accidente serio si cae hacia atrás.
  • No realizar suspensiones con la persona atada si no se tiene la suficiente experiencia, ya que es una operación delicada.
  • No utilizar nunca nudos corredizos u otros tipos de nudos resbaladizos.
  • Realizar sesiones de corta duración si las posiciones son incómodas o si la persona que ata no es experimentada.
  • Hidratar regularmente a la persona atada y suministrarle líquidos.
  • Muchas de las posturas que se reproducen en el material gráfico sobre bondage, son de exhibición, no pueden ser reproducidas sin un alto dominio de la técnica. No se deben correr riesgos innecesarios.

Las personas que practican este también denominado arte sexual suelen estar en todo momento muy pendientes de las necesidades y del placer de su compañero o compañera; no hay que olvidar que para muchos de sus practicantes se trata de un juego sexual, con roles de sumisión escenificados como parte del juego. Es cierto, sin embargo, que también existe un importante sector que lo practica de forma consensuadamente ritualizada, donde todos los elementos que se incorporan responden a implicaciones profundas y consensuadas entre las partes, sin rastro alguno de elemento de juego o escénico.

erotika love storeerotika love store