Trucos sexuales que nunca fallan (I)

¿Crees realmente tener tablas en los asuntos de cama o eres de los/las que no se salen de la posición del misionero?

Porque, amigos y amigas, está claro que en el sexo no todo son posturas de manual, y que al igual que cualquier juego, hay muchas estrategias para llegar al triunfo.

Unas medias en su punto justo de temperatura pueden dar mucho juego en la cama

Quién más, quién menos, cuenta con un abanico de armas secretas que siempre le han dado buenos resultados en la cama. Muchas de ellas, aunque no sepamos ni como se llaman, son compartidas en silencio por otra gente, conformando una especie de Gran Guía de Magia Sexual. El objetivo, claro está, es conseguir el disfrute máximo en nuestras relaciones y excitar a nuestro compañero hasta llegar al éxtasis. Para ello, van surgiendo nuevas variantes de posturas del kamasutra o se revisan los clásicos que siempre han funcionado y que los “magos del sexo” recopilan sin cesar.

Y es que los expertos en temas de “amor instintivo” saben bien que los trucos sexuales cambian como las modas y que lo que les funcionaba a nuestras generaciones pasadas tiene poca vigencia hoy en día. Renovarse o no morir… de placer. Allá van, pues, algunos trucos sexuales con los que seguro os anotáis un triple “O”.

-Sube la temperatura bajándola-
¿Cuántas veces hemos oído eso de que el placer y el dolor son dos caras de la misma moneda? Sin llegar a pronunciarnos en términos de sadomasoquismo, está más que demostrado que poner un poco al límite nuestros nervios nos produce una excitación sin igual. Y del mismo modo, para subirle la temperatura a tu compañero/a no hay mejor camino que el del hielo. Será el contraste de los sentidos, pero un truco que funciona siempre es recurrir a una tela sedosa (como podría ser una media) que haya visitado unas horas antes el congelador. Para los chicos, rodear el miembro con la gélida tela, moviéndola suavemente abajo y arriba provocará un placentero escalofrío que puede derivar en mucho más. La rapidez es una exigencia en esta técnica, ya que el calor corporal (el convencional y el fruto de la excitación) acabará con la magia del asunto en pocos minutos.

Otra forma de poner alguien a cien con la temperatura es hacer justo lo contrario: darle calor. Una técnica fácil y con buenos resultados es meter esa misma tela húmeda en el microondas unos pocos segundos. Ya calentita, la usamos también para acariciar con esmero su zona genital en el mismo movimiento descendente-ascendente. Lograremos tanto una dulce relajación de los sentidos como, en el hombre, la rápida excitación del miembro masculino por el aumento del flujo sanguíneo en la zona pélvica. Relaciones bien calentitas.

Continuamos en el siguiente post revelándoos más secretos.

Ponlos en práctica este fin de semana y esperamos tus comentarios

Fuente: educasexo.com, por David Cuní

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s