El arte de la nalgada según Mistress Susan

La experimentada dominatriz habló sobre esta práctica milenaria. Dice que la cosa no es llegar y ponerse a dar palmadas en las nalgas de los varones suplicantes de castigo. “Algunos tienen que quedar con el potito bien rojito para que se vayan felices”.

Mistress Susan es una elegante dominatriz que lleva 15 años en el negocio de la humillación y el sometimiento voluntario.

A lo largo de ese tiempo ha visto cientos de varones que solicitan ser amarrados y esposados. Otros le piden que, por favor, camine con sus zapatos taco de aguja sobre sus espaldas. Sin embargo, hay románticos que no cambian clásicos como la palma de la mano sobre las nalgas.

Según la experta, el “spanking” es uno de los juegos favoritos de dominación. Es tradicional el uso de las manos, palmetas, varillas y látigos que pueden ser de cuero o de materiales más gentiles. Pero ojo que la cosa no es llegar y dar nalgadas a tontas y a locas.

¿PALMADA O NALGADA?

-Es que yo soy malo: “Hay que saber hacer una introducción y generar un juego. Siempre se empieza por bajarles los pantalones y hacerles una introducción. Decirles ‘te has portado muy mal esta semana. Se te olvidó que tienes que hacer caso y ser sumiso’”.

-Una horita: “Hay clientes que buscan diferentes prácticas o tienen distintos fetiches, pero hay quienes llegan buscando exclusivamente nalgadas. Una sesión puede durar una hora o toda la tarde, si va intercalada con distintos juegos”.

-Sobre mis rodillas: “En cuanto a posiciones, algunos quieren usar el potro, otros ponerse en cuatro patas, pero lo más común en el caso de las nalgadas es que se pongan sobre mis rodillas y ahí reciban los golpecitos”.

-Cachetes colorados (y no de vergüenza): “Pero he visto videos y películas donde quedan magullados y sangrando. Yo nunca lo he hecho porque muchos son casados y no pueden llegar con marcas a la casa. Sin embargo, hay otros que hay pegarles más fuerte y tienen que quedar con el potito bien rojito para que se vayan felices a la casa”.

-San se acabó: La verdad es que no habiendo ningún tipo de sexo ellos acaban. Los pongo sobre mis rodillas y les pego, ellos se tocan y acaban. Incluso hay algunos que lo hacen sin ninguna estimulación. Pero eso es menos común”.

Fuente: http://www.lanacion.cl

Ya ti, ¿ te gusta que te den tus nalgadas? ¿Contratarías una Dominatrix?, ¿Cuál es tu fetiche?

Anuncios

2 pensamientos en “El arte de la nalgada según Mistress Susan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s