Felación: sexo oral para hombres

Una  joven italiana fue hospitalizada de emergencia tras realizarle sexo oral a 18 varones. La pobre muchacha había tragado tanto semen que se intoxicó. De igual manera, hace unos meses, la actriz porno Carolin Berger fue internada tras querer romper récord de darle sexo oral a 200 hombres y con motivo del Mundial la pornstar Bobbi Eden prometió hacerle sexo oral a sus seguidores en Twitter si Holanda campeona, esperemos que no corra la misma suerte que las anteriores. El sexo oral es un tema del que se habla mucho, pero muy pocos saben bien cómo hacerlo o de dónde proviene esta práctica. Les puede sorprender.

fellatio pic.jpg “¿Me haces un fellatio?”, dijo él. “¿Qué cosa?”, respondió ella. “¿Me la chupas?”, insistió el amante y esta vez su ninfa asintió con un “está bien”. Ella desconocía aquel término en latín con el que se llama a la felación o estimulación bucal del pene. A muchos hombres les encanta esta práctica y tanto ellos como buen número de mujeres están felices de realizarla.

Bajó poco a poco sobre su miembro, hasta tenerlo frente a frente. Su intención era emular a Cleopatra, como una de las más famosas felatrices de la historia. Pero no tenía que convertirse en una mujer del antiguo Egipto, ni complacer oralmente a un millar de varones. Bastaba con  apelar a sus ancestros y remontarse a la cultura peruana Moche -quienes ya gozaban de estos estímulos y les rendían culto en su cerámica- para deleitar a su hombre con una intensa succión.

fellatio moche.jpgÉl estaba limpio y no había necesidad de invitarlo cordialmente a que se tome una ducha, podía abrazar su falo con sus manos. De inmediato, introdujo el pene erecto en su boca y comenzó la faena. La presión de los labios y la lengua hicieron lo suyo. Cual helado de vainilla fue devorando su miembro pulgada tras pulgada. Trató de no introducirlo completo ya que las arcadas le iban a impedir pasar un buen rato. Prefirió concentrarse en el glande y la corona pues es donde se tiene más sensibilidad. Escuchó sus gemidos para saber si iba por buen camino y, de tanto en tanto, lo miraba provocadoramente para excitarlo más y analizar sus expresiones de goce.

Seguía utilizando sus manos, moviéndolas constantemente de arriba a abajo, seducida por la presión ejercida. Mientras masajeaba delicadamente los testículos -y oía los gemidos de su consorte- sentía el poder recorriendo por sus dedos, sintiendo la fuerza de ese músculo y sus bíceps dentro de sí misma. Estaba extasiada.

Después de estar un buen rato disfrutando, él llegó a la máxima excitación y le advirtió que iba a eyacular. Antes ella se había negado a que él termine en su boca, entonces le avisaba en el momento justo y ella podía salir para que acabe afuera. En esta ocasión habían acordado en terminar dentro.

Ella estaba algo nerviosa pues no sabía cual sería su sabor y eso depende de la alimentación. Según algunos estudios, las comidas con muchos condimentos producen un semen con sabor fuerte, mientras que la ingesta de dulces y frutas hacen que el semen tenga un sabor y olor más agradable. De las calorías no se preocupaba, cada eyaculación contiene de 5 a 15 calorías, entonces ingerir el semen no era problema alguno.

En esta ocasión él era su pareja estable y estaba segura que ninguno tenía alguna enfermedad ni estaba en riesgo. Si hubiera sido una pareja casual, lo indicado hubiera sido usar condón. El contacto con la mucosa bucal, el líquido presemical (antes del semen) y el semen de una persona infectada puede ser vía de transmisión de enfermedades como sífilis, gonorrea, VIH, etc.

Hay mayor riesgo entre las personas que lo realizan por eso es aconsejable que usen preservativo (o un cuadrado de látex en el caso del sexo oral para la mujer). Ahora existen de muchos colores, sabores y sensibilidades. Lo más importante es la estimulación y como jugando saquen su condón del sabor preferido y comiencen a fantasear que son Cleopatra.

Fuente: blogs.peru21.pe/sexosentido
¿A todos los chicos les gusta que les hagan sexo oral? ¿Les agrada hacer felaciones? ¿Qué tips darían para que esta práctica sea más placentera? ¿Se protejen? ¿Qué experiencias nos pueden contar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s