Caricias, todo un arte.

Usar las partes más sensuales de nuestro cuerpo nos lleva al “séptimo… cielo”.erotika love store

Las caricias en el lugar y de la manera indicada pueden hacernos delirar de placer.

El lóbulo de las orejas es una de las zonas más erógenas; acariciarlo con los labios suavemente causa sensaciones sublimes.

erotika love store

Contamos con una aliada que nos hace vibrar. Se trata de la nuca, a la que debemos motivar con pequeños y sensibles besos en torno a la línea del crecimiento del pelo. Al hacerlo, experimentarás escalofríos de ansiedad magnética. Los hombres lograrán conocer el lado obscuro de la luna si su pareja acaricia sus nucas con los senos. En ese instante deseará besarlos… pero ¡atención!, se sienten, pero no se tocan, son caricias preliminares, “para encender motores”.

Al jugar con la nariz por el cuello, sorprendes a tu pareja al iniciar un juego de pasiones encendidas

Las cejas y los ojos, aunque no lo creas, son zonas tan sensuales que con sólo rozar lentamente con las uñas alrededor de las propias cejas y los párpados, puedes hacer “gritar” a la garganta más “calladita”.

El interior de los muslos es otra zona erógena que muchas veces pasamos por alto. Las yemas de los dedos casi flotando, o las uñas en un roce apenas perceptible, de arriba a abajo y viceversa, es la forma ideal para explotar la sensibilidad de tu compañera o compañero. Esta es una zona muy sensible a las caricias, así que la tienes fácil si realmente quieres iniciar con caricias excitantes. En las ingles puedes lograr la caricia más explosiva… Utiliza tus senos si eres mujer o la lengua si eres hombre. Apóyalos sobre sus muslos estirados y poco a poco ve rozando su piel

erorika love store

La lengua es una arma increíble para las caricias sensuales; descubrirla te abre la puerta a un sin número de sensaciones inusitadas

Los glúteos son un territorio un tanto inexplorado. Jugar con ellos es maravilloso, tanto para quien acaricia, como para quien recibe la caricia. Y si quieres que enloquezca de placer… roza sus nalgas con un solo dedo o bien con una pequeña pluma de ave. Le entrarán unas ganas irrefrenables de girarse y devorarte

Consejos para disfrutar más de ese momentoerotika love store

1.- Acaricia  suave,  delicado y tómate todo el tiempo para hacerlo
2.- Acaricia con las yemas de los dedos de la mano o del pie, pero siente cada centímetro que tocas.
3.- Araña con suavidad; las uñas son magnificas si de caricias se trata. Y sobre todo en la espalda, nalgas y muslos.
4.- Usa la lengua. Sentir su suavidad húmeda enloquece a cualquiera.
5.- Usa los dientes, pero con precaución. No se trata de morder, sólo de estimular los deseos eróticos.
6.- Brinda pequeñas “nalgaditas”, son muy excitantes cuando se dan con suavidad, incitan al juego del placer.

El mundo de las caricias es pleno y nos lleva a conocer lugares energéticos en nuestros cuerpos que no imaginamos. Ese mundo es placentero y excitante cuando compartimos con nuestra pareja una serie de sensaciones enigmáticas pero sublimeserotika love store

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s