Aquella vez que (no) me hablaron de sexo

¿Quién fue la primera persona que te habló de sexo? ¿Lo leíste en una revista, lo buscaste en Internet o solo viste las ‘incompresibles’ fotos? ¿Lo viste a hurtadillas en casa? ¿Lo escuchaste en la recámara de la empleada? ¿Se lo oíste decir a tus amigos del ‘cole’? ¿Lo descubriste en una película de la Cicciolina?

“Recuerdo que mamá había disertado algo bastante difuso acerca de la reproducción: ‘esto entra acá y así nacen los bebés’. Con mi primer enamorado ya habíamos empezado a hacer cositas pero nada de sexo real. Solo toqueteos y roces. Para mí, tener sexo era sinónimo de tener hijos. Tenía mucho miedo e igual cantidad de ganas. Estaba sola con él, recostados en el sofá cuando llegaron mis padres y lo hallaron sobre mí. Teníamos la ropa puesta pero el deseo y el nerviosismo nos delataban.Ingresaron sin chistar hacia la recámara principal, desde donde mi madre me llamó. Fui, avergonzada. Me abofeteó y me dijo que era una puta. Yo le dije que no habíamos hecho nada. Yo era aún virgen. Esa noche me fui de la casa a un parque a llorar mi alma. Regresé tarde. Mi papá nunca me mencionó el tema, mi mamá no me habló más de aquello”, recuerda la muchacha con mirada empañada.

¿Sus padres le hablaron de sexo? ¿En el colegio de monjas en que estudiaba se preocuparon de brindarle información sobre el tema? Sabemos la respuesta. Y es que de abejitas polinizadoras bastante calentonas, cigüeñas con cero en planificación familiar, niños silvestres nacidos de las flores, semillitas de papá y mamá, bebés que nacen luego de rezar y mil disparatados cuentos más está repleta nuestra ‘chiquitud’.

Más que todo, debido al terror que causaba en los adultos el enfrentar la sana e innata curiosidad infantil. No lo tratan de manera natural y, en algunos casos, hasta los revisten con un oscurantismo colonial. Quizá a eso se deba que muchos de nosotros ‘aprendió’ de sexo viendo filmes pornográficos, conversando con amigos, yéndose de putas o en el camino. Hay quienes no han aprendido todavía y es que no se trata solo de regalar condones. “El saber cómo ponerse el condón, conocer cuántos óvulos tiene una mujer o incluso saber sobre métodos anticonceptivos, por sí solo, sin más humanismo, no es saber sexual. Esto es saber fisiológico o anatómico. Lo que necesita nuestra juventud es algo más”, comenta el psicoanalista Fernando Maestre.

El 2009, especialistas de la Universidad Cayetano Heredia se entrevistaron con 2.616 jóvenes entre 12 y 19 años de edad y a sus madres, de Lima, Huancayo e Iquitos. El estudio, llamado “Sexo, prevención y riesgo. Adolescentes y sus madres frente al VIH y las ITS en el Perú”, señala que los adolescentes han recibido información sobre temas de sexualidad de parte de sus profesores pero consideran sus padres deberían darles más alcances. Advierte además que todavía se cree que la buena higiene basta contra esas enfermedades o que incluso existen vacunas contra ellas.

Si a esto le sumamos que en Perú existen 360,000 niñas madres, según la Encuesta Demográfica Continua 2004-2006 del INEI, es evidente que mucho hay que hacer. Empezar la educación sexual en casa es una buena opción. Sino, esperaremos el último momento para hablar de erecciones, masturbación, atracción por el otro, anticonceptivos, género y un largo e importante etcétera.

Antes de cerrar esta nota me enteré que uno de los muchachos del trabajo tuvo sus primeros consejos de parte del vigilante de su cuadra. “Fue mi pata el guachimán quien me contó, pues yo sabía que se levantaba a la empleada del vecino”, dijo entre risas.En mi caso el despertar sexual fue muy temprano y me enteré a través de algunas películas y lo que decía en el colegio. Y mientras mis compañeros de salón comentaban sus épicos y surreales despertares sexuales, yo sonreía, sabía que exageraban.

Más tarde me lo explicaría mi hermano. Otro día mi madre y luego mis primos. Todo de forma muy casual, como si supieran que ya sabía, pero queriendo dejar clara cierta información. Y a ti, ¿quién fue la primera persona que te habló de sexo y cómo lo hizo?
Fuente: Sexo Sentido, Perú21.pe

Anuncios

Un pensamiento en “Aquella vez que (no) me hablaron de sexo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s