Swingers, ¿avanzados o disipados?

Por Ivon Alvarez
http://www.intimos.com

Para la mayoría de las parejas podría sonar aberrante la idea de compartir a la pareja, es algo que de hecho los que se casan por la Iglesia Católica juran no hacer, simplemente rompe con nuestra idea del romanticismo, la monogamia y para algunos hasta la moral.

Pero los llamados “swingers” han roto estas barreras, han cambiado la forma en cómo se relaciona una pareja.
Se cree que la práctica el “swinging” nació entre los pilotos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en la década de los sesenta, y que posteriormente se espació.

A muchos el término podrá parecernos algo vago o de hecho confundirlo con gente que simplemente se va “de fiesta” a una orgía o algo por el estilo, no obstante la organización y lo que pretenden los verdaderos swingers dista mucho del placer por sí solo.

En primer lugar, dicha actividad nace entre parejas estables o casadas que rompiendo reglas y tabúes realizan una fantasía en conjunto.

“No es lo mismo que una orgía, esto se hace sólo por placer, mientras que en el caso de una pareja estable (swinger), cada encuentro constituye fantasías, emociones y recuerdos que son parte de su vida cotidiana, de la intimidad con la pareja”. Comenta un swinger en su página de Internet.

Para los swingers es un pacto de confianza con la pareja y con las otras que interrelacionan, por ello a veces forman grupos cerrados o clubes que incluso arman vacaciones en conjunto, por ejemplo en el sur de Francia, el pueblito Cap D’Adge, congrega hasta a 30 mil personas durante el verano.

Las parejas que comparten este estilo de vida, aseguran que es una pasión compartida, es la posibilidad de construir la complicidad en pareja, es disfrutar una libertad pactada, es el límite de la confianza y la complicidad, que puede hacer que la relación se fortalezca y crezca.

En un estudio realizado en Estados Unidos, los defensores y miembros activos de los más de 400 clubes y asociaciones de swingers aseguran:

1. Disfrutar y estar más satisfechos con su relación emocional.
2. Se comprende mejor así mismos y a su pareja.
3. Tienen una comunicación más íntima y eficaz con su pareja.
4. Las mujeres son más libres y tratada por igual.

Para que quede claro, un swinger es una pareja que practica sexo con otras pero sin separarse, en el mismo espacio físico, es decir, el placer consiste en mirar al ser amado disfrutado y en el goce sexual, el cual también brinda placer al otro.

Este tipo de parejas se puede encontrar en diversos escenarios. Existen pues diferentes tipos de clubes o asociaciones, por un lado están los que ofrecen la actividad interna, conocidos como “on premise” y los que sirven sólo como contacto para que la acción se realice en otro lugar, llamados “off premise”.

Como sea lo importante es la diversidad y las opciones que existen para la gente que desea experimentar, hay clubes en Estados Unidos, en Europa unos 600 reconocidos. Todos ellos respetan ciertas normas y reglas, la de oro es: Un “no”, no necesita explicación, se respeta y listo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s